Hospital General de Barcelona

fachada del hospicio de Sevilla

fachada del hospicio de Sevilla

En toda Europa nunca he visto un Hospital mejor administrado que el Hospital General de Barcelona. Destaca por su particular atención a los convalecientes, que una vez restablecidos de sus enfermedades abandonan el pabellón de los enfermos y disponen de habitaciones individuales donde pueden recuperar sus fuerzas antes de reincorporarse a la cotidiana y dura actividad con la que se ganan el pan. Nada puede haber más humano y beneficioso que esto. En 1785 ingresaron nueve mil doscientos noventa y nueve pacientes, y al año siguiente, seis mil cuatrocientos ochenta y ocho. De ellos enterraron a ocho cientos cincuenta y cuatro y novecientos veintiséis, respectivamente, lo que arroja un promedio de cerca de la novena parte de los enfermos, aunque hay que tener en cuenta que muchos van a los hospitales públicos sólo para conseguir gratuitamente sus funerales.

La administración de este hospital se encarga también de un hospicio con capacidad suficiente para atender las necesidades de la ciudad y sus alrededores. El promedio de estos dos últimos años da una suma de quinientos veintiocho niños abandonados, de los cuales las dos terceras partes murieron. Se trata de una proporción escandalosa, consecuencia inevitable de la separación de las criaturas de sus madres y de su hacinamiento en la ciudad; en especial si, como sucede en Barcelona, una sola nodriza tiene que atender a cinco. Es lamentable que no recurran a la leche de cabra, como hacen los franceses, y que no hayan aprendido a utilizar biberones, tal y como hacen los niños del orfanato de Dublín.

Los niños de esta institución aprenderán algún oficio al llegar a la edad adecuada. A las niñas en edad de casarse se las llevan en procesión por las calles, y cualquier joven que encuentre a alguna apropiada para hacerla su esposa está en libertad de señalarlo, lo que hacen arrojando un pañuelo.

Además de estas instituciones de caridad, existe en Barcelona un hospital para huérfanos que no visité.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: